LNB

LONGONI-TORETTA: JUVENILES EN LIGA NACIONAL FRUTO DE LA ASB

Lucio Longoni y  Emiliano Toretta, jugadores santafesinos en Quimsa de Santiago del Estero en Liga Nacional, dialogaron en exclusivo con Basquetboleando. Comentaron su llegada y primeros pasos en un equipo de elite, además de lo que significó el desarraigo de su lugar de origen siendo muy jóvenes. Entrevista.

 

Longoni y Toretta, fueron observados en Campus y torneos amistosos por el mismo entrenador: Jorge Caballero. Quién, luego los contacto para que formaran parte de la cantera de Quimsa de Santiago del Estero.

Posteriormente, ambos se consagraron en la Liga de Desarrollo y en esta última temporada compartieron equipo con otros coterráneos como son Mauro Cosolito y Nicolás Copello.

Ahora, a la espera de que se retome la actividad deportiva, conversaron con Basquetboleando.

 

-Después de tantas competencias encima y ya con bastante tiempo de receso obligado. ¿Cómo estás pasando este momento?

 -LL: “Es bastante duro no tener la cancha para usar, la pelota para picar y el aro para tirar pero se va llevando de la mejor manera. Porque hacemos videollamadas con los chicos para entrenar.

De estar todo el día con la pelota y entrenar siempre a no hacerlo de la misma manera es difícil”.

 

-¿Cómo te tomo toda esta situación y cómo la sobrellevas?

-ET: “En un comienzo no se sabía mucho del tema y en teoría en 10 días volvíamos. Pero a la vez, nos tomó por sorpresa porque volví con poca ropa en la valija desde Santiago del Estero.

Esperando poder volver, pero mientras tranquilos y entrenando con lo que se tiene en casa. Hay poco espacio y no se puede correr mucho. Igualmente, se hace lo mejor posible para tratar de no perder la constancia que teníamos.

Todo con paciencia tratando de no volverse loco pero están intactas las ganas de volver a jugar”.

 

-¿Cómo llegó la posibilidad de jugar en Quimsa? ¿Te costó porque estabas en Regatas, tu club, con tus amigos?

-ET: “Jugamos el Sportmagic en Santa Fe y enfrentamos a Quimsa justamente. Después del partido, Jorge Caballero habló con mi papá y conmigo para invitarme a ir a conocer el club (Quimsa) y si me gustaba me convocaba para jugar allá. Entonces, le respondí que si solo para ir a conocer. Al principio no quería a jugar porque estaba en cuarto año del secundario y quería terminar la escuela con mis compañeros. Viaje con esa idea, pero después de estar cinco días allá me gusto el club y le comunique a mi familia que era lo que quería y era una muy buena oportunidad porque Quimsa es uno de los mejores clubes del país.

Entonces, aproveché la oportunidad, más allá que no fue fácil tomar la decisión”.

 

 

-En tu caso, Lucio ¿Cómo fue tu llegada a Quimsa y como fueron esos primeros pasos?

-LL: “Fue una situación similar a la de Emi (Toretta). Yo estaba participando de una Clínica de Básquet que se hizo con la preselección U19 con “Oveja” (Sergio) Hernández. En un parate de una de las charlas, me contacto Jorge (Caballero) y me pidió los teléfonos de mis viejos. A las dos semanas, llamó Jorge y habló con mis viejos para explicarles todo y me invitó para un Campus- también invitaron a Emi pero no pudo ir por una lesión y fui solo-. Me gustó bastante todo y mis viejos siempre me apoyaron en mi carrera.

Entonces, viaje y me sume a Quimsa, me adapté muy rápido porque los chicos son muy abiertos para sociabilizar y me ayudaron en la adaptación”.

 

-¿Estabas convencido de que querías llegar a ser jugador de básquet profesional o por lo menos intentarlo?

-LL: “Como la mayoría de los chicos. Todos los que juegan al básquet quieren o sueñan con jugar en Liga Nacional o Liga de Desarrollo y/o vivir la experiencia de estar en un equipo de Liga. Así que todo ello, me ayudo a focalizarme para cumplir ese objetivo. Tuve la firme decisión y no dude en irme a jugar a Quimsa”.

 

-¿Cómo fue tomar la decisión final de sumarte a un equipo de Liga Nacional, después de ir a probar y conocer el club?

-ET: “A mi familia le explicaron que yo terminaría la escuela secundaria en Santiago del Estero. Mi familia no querían influenciarme en la decisión que yo tomará solo querían que sepa que ellos me iban a apoyar en mi decisión.

Me acuerdo, que estaba en Santiago, ya habíamos terminado de entrenar y estaba yendo a recorrer el lugar y en ese momento decidí que era lo que quería para mi futuro. Entonces, le comunicó la determinación a mi familia y mi mamá se largó a llorar y ya me extrañaba sin haberme ido. Pero fuera de eso, me apoyaron siempre y saben que estoy haciendo lo que me gusta”.

 

La nota completa en el siguiente enlace:

Relacionadas

ARGENTINO SIGUE EN RECUPERACIÓN

Ana Cabral

GIMNASIA SE QUEDÓ CON EL DUELO SUREÑO

Ana Cabral

SAN LORENZO CON COMODIDAD

Editor