NBA

NO ES EL MEJOR DE LOS COMIENZOS

Pasó la segunda prueba para Gabriel Deck en una histórica derrota de Oklahoma City Thunder: 8 puntos y 10 rebotes. El argentino tuvo su segunda prueba NBA y aportó 8 puntos y 10 rebotes, aunque con una irregular noche con el tiro. Su equipo sufrió una caída abrumadora por 152-95. Síntesis y comentarios

Los Thunder tienen una difícil tarea por delante. No dejarse llevar tanto como para entrar en los libros de historia. Ante los Pacers lo han hecho, pero podrían haber ocupado una posición todavía más cabecera en los registros más penosos de la NBA. Cayeron por 57 puntos. Se han dejado llevar en este final de temporada, viendo que ya está todo perdido, pero queda un orgullo que no se debería negociar.

Los jugadores rivales no se lo explicaban. Domantas Sabonis, al acabar el partido, lo ilustraba bien: “No me ha pasado nunca, al menos a nivel profesional. Nosotros sólo íbamos haciendo nuestras jugadas”. El sonrojo se fue de madre y pudo acabar mal.

Los Thunder se acercaron peligrosamente al peor diferencial en un partido de la NBA. Al igual que les ha pasado a los Warriors esta misma campaña, curiosamente. El récord está en 68, en un partido entre Heat y Cavaliers de hace treinta años. Oklahoma se quedó a un punto, aunque en los minutos finales recortó lo que le hacía falta para no hacer el ridículo al completo. Con ello terminó la noche.

El partido estaba roto en el segundo cuarto. Sabonis, que venía de no jugar los últimos partidos por una lesión y terminó éste con 26+19+14, estaba ya en triple-doble antes del descanso. Gabriel Deck pudo explotar los espacios y la distensión con la que se estaba jugando para llegar a los 8 puntos y 10 rebotes, a dos tantos del doble-doble, pero pasándolo mal para encontrar regularidad en los tiros (4/12) pese a que empieza a coger gusto a las jugadas para la videoteca. Moses Brown, con 16 puntos y sólo dos lanzamientos fallados, fue el máximo anotador de su equipo; decir que fue el mejor sería, en este contexto, conceder demasiado. Doug McDermott fue el que, ante su ex-equipo, más anotó: 31. Indiana es novena en la Conferencia Este y peleará por subir puestos de cara al play-in, que jugará casi con total seguridad.

Relacionadas

LOS OKC DE DECK NO PUDIERON CON CURRY

Matias Moroni

CAMPAZZO VOLVIÓ A BRILLAR. LOS LIDERES SIGUEN GANANDO

Matias Moroni

VILDOZA Y UN SUEÑO CUMPLIDO

Editor